En aquellos casos en los que el agua de llenado no sea de buena calidad (principalmente aguas de pozo muy mineralizadas y con gran contenido en sólidos disueltos, sobre todo metales), es muy recomendable efectuar una “floculación” de choque al principio de la temporada.

La floculación es un proceso químico mediante el cual conseguimos que las partículas Floculacion1coloidales dispersas en el agua, que son demasiado pequeñas para ser retenidas por los filtros tradicionales de arena y que enturbian el agua, se aglutinen formando partículas más voluminosas y pesadas. De este modo se facilita su eliminación, bien al quedar atrapadas en el filtro, bien al decantar sobre el fondo de la piscina.

 

 

Balnea realiza el mantenimiento integral de su piscina (incluyendo los
tres grandes bloques de este manual) desde 170 € por mes en temporada
de verano